Restaurante Raíz, la fusión de Castilla León y Cantabria en la Ribera del Duero

El Restaurante Raíz volvió a abrir sus puertas a principios de este año, bajo una nueva dirección, la de Belén Cuesta. La hostelera se enfrentaba al reto de pasar la página de la gestión previa del local, construyendo un nuevo concepto, a su imagen y semejanza.

Belén Cuesta, chef del Restaurante Raíz
Cocinera del restaurante de Bodegas Raíz
Belén Cuesta, chef del Restaurante Raíz

En apenas cinco meses, lo ha conseguido, y no era de extrañar. Su carácter fuerte y pasional, sus orígenes cántabros y sus claras ideas sobre cocina, servicio, materia prima y tradición tenían, obligatoriamente, que dejar huella en el Restaurante Raíz.

Educada en torno a la cocina, Belén creció bajo la influencia de la gastronomía tradicional cántabra, con sus guisos y sus fondos. Junto a su marido, inició su inmersión profesional en la hostelería abriendo un pequeño y exitoso restaurante en el Valle de Cabuérniga. El objetivo ahora es repetir éxito en un local más grande… y algo más al sur.

Con la llegada de Belén a Roa, la Ribera del Duero enriquece su oferta gastronómica. Belén vuelca sus raíces cántabras en sus creaciones y su visión de la cocina se plasma en una fusión entre la tradición culinaria del norte y la castellanoleonesa.

El pilar de la materia prima

Pulpo a la brasa de restaurante Raíz
Pulpo a la brasa con puré de patata

El producto se convierte así en una de las claves de la filosofía del restaurante Raíz. Lo selecciona la propia chef, que busca la materia prima en los alrededores de Roa. En su cocina, la une a “producto fresco del norte”, siempre dependiente del mercado: “Esta semana hemos tenido vaca vieja asturiana. El mes pasado, trajimos una trufa de Soria que encantó”.

La temporada manda en el nuevo restaurante Raíz, con una carta que cambia con las estaciones y una oferta diaria de platos fuera de carta que se maridan con los vinos de las propias Bodegas Raíz de Guzmán: roble, crianza, reserva, Profunda y rosado.

Si le preguntas por su cocina, Belén contesta: “Preparo cocina tradicional, sin excentricidades, hecha a fuego lento, pero con un toque de autor”. Ese toque está vinculado a su personalidad, y también a su constante formación: “Hago cursos, voy a ferias, viajo… Intento estar siempre al día en cuanto a tendencias gastronómicas”.

Una sala cuidada

Sala del restaurante de Bodegas Raíz
Sala del Restaurante Raíz

El otro pilar del nuevo restaurante Raíz está en la sala, donde el comensal encontrará un servicio cercano cuya meta es hacerlo sentir “como en casa”. Con ese objetivo, el local nunca llena del todo: “Prefiero dar a 30 [comensales] bien que a 50 de cualquier manera”, explica la hostelera.

Esa atención personalizada se refleja en las degustaciones. Raíz no tiene un menú fijo, sino que se elaboran en base a las necesidades y las preferencias de los comensales. Tampoco hay un horario inamovible, se adapta a las reservas de los clientes.

Este concepto del servicio se traslada también al hotel. Se trata de seis habitaciones ubicadas en el mismo caserío donde se encuentra el restaurante y que permiten completar la experiencia enológica durmiendo en el corazón de la Ribera del Duero. Los horarios, como en el restaurante, son flexibles: “Preguntamos a nuestros huéspedes a qué hora quieren desayunar”.

Teléfono del Restaurante-Hotel Raíz: 947 540 545.

Artículos relacionados

Cuando cocina y vino viven un flechazo.

Cómo probar el vino en un restaurante.

Los 4 alimentos que mejor maridan con vino tinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *