Qué son el vino yema y el vino prensa

El vino yema y el vino prensa son los dos tipos de vino que se obtienen en las primeras fases del proceso de elaboración del vino.

Copa de vino yema

Copa de vino yema

Después de la primera fermentación del tinto, en la que el mosto se convierte en vino como tal, se obtienen dos tipos: el vino yema y el vino prensa. Descubrimos qué son y cuáles son las diferencias entre ambos.

El descube

El mosto y los hollejos han estado juntos en el depósito durante la fase de fermentación. En ella, los azúcares se han convertido en alcohol y CO2 y el mosto, que es un principio incoloro, ha adquirido color y una gran cantidad de aromas gracias al contacto con sus propias pieles.

Cuando termina la fermentación y el zumo de la uva se ha transformado en vino, es el momento del descube, que consiste en separar los sólidos del líquido, es decir, el vino de sus hollejos o pieles. Después de la fermentación, estos pasan a denominarse orujos.

Diferencias entre vino yema y vino prensa

En este proceso se obtienen dos tipos de vino: el vino yema y el vino prensa. El vino yema es el obtenido del escurrido natural. El vino prensa se obtiene de la presión ejercida en los orujos tras su paso por la prensa. Es decir, una vez se ha sacado el líquido, se extraen los orujos y se prensan.

La diferencia fundamental entre ambos vinos, además de en su forma de extraerlos, está en la calidad. El vino yema es de calidad primera y el vino prensa, debido a que ha estado embebido en sus pieles, es un algo más duro y astringente.

Ambos vinos se someten después a su segunda fermentación: la maloláctica.

 

Artículos relacionados

La fermentación y la maceración del vino tinto.

Saccharomyces cerevisae o levadura de cerveza: una levadura fundamental para la creación del vino.

¿Por qué se avinagra el vino?

Imagen principal:
Roberta Sorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *