5 alimentos deliciosos y muy saludables que maridan con vino tinto

No solo las carnes grasas y los alimentos calóricos maridan con el tinto. Hoy te presentamos 5 alimentos exquisitos y muy saludables para acompañarlos con vino tinto. ¡Perfectos para el verano!

Ensalada de lentejas

Ensalada con vino tinto

En ocasiones, tendemos a relacionar el maridaje de vino tinto con alimentos y platos calóricos y grasos. Sí, un chuletón acompañado con tinto es un auténtico manjar (ya te lo contamos en este post sobre maridaje con vino tinto), pero esta bebida también se puede combinar con otras opciones más sanas. Te hablamos de cinco alimentos deliciosos y muy saludables que maridan con vino tinto.

Las nueces

Si quieres acompañar tu copa de vino con un tentempié saludable, las nueces se presentan como una de las mejores opciones. Su sabor marida con tintos jóvenes y crianza y, dado que las tomamos crudas, conservan intactas todas sus propiedades, muy beneficiosas para la salud.

Este fruto seco tiene un alto nivel de antioxidantes naturales, entre ellos, los polifenoles, también contenidos en el propio vino tinto. Vitamina E, proteínas y minerales son otros de los ingredientes que convierten a las nueces en la estrella de los frutos secos.

A pesar de su alto nivel calórico, las grasas que contiene se consideran buenas. Son grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, que controlan el azúcar en la sangre, bajan la presión arterial y ayudan a reducir el colesterol y los triglicéridos, entre otros beneficios.

Carnes magras

Por su sabor intenso, el conejo y los cortes magros de ternera, cordero y cerdo son un buen maridaje de vinos crianza o reserva. El pavo y el pollo combinan mejor con vinos jóvenes y crianza. Todas se engloban dentro de lo que se conoce como carne magra, con poca grasa y un alto nivel de proteínas.

Cocínalas a la plancha o en guisos, acompañándolas con cebolla, zahanoria, puerro y otras verduras. Recuerda que tanto estas como la fruta son la pieza más importante de una alimentación saludable, porque contienen pocas calorías y muchas vitaminas que inciden de manera positiva en el correcto funcionamiento del cuerpo.

Setas

Setas para cocinarLas setas contienen muy poca grasa y mucha agua (más de un 80%). Además, contienen minerales como el potasio, el fósforo, el selenio y el sodio, que son potentes antioxidantes, y mucha fibra, que previene el estreñimiento e incrementa la sensación de saciedad. Vitaminas A, E, C y algunas del grupo B complementan sus cualidades nutricionales.

Las setas no requieren grandes habilidades culinarias. Están deliciosas salteadas y con un poco de sal. Escoge tu vino tinto en función de la intensidad de su sabor. Las setas más suaves irán mejor con menos matices, mientras que las más intensas maridan con vinos más complejos.

Lentejas

Las legumbres son grandes compañeras de mesa del tinto, y entre ellas destacan especialmente las lentejas. Además de una gran cantidad de hierro, las lentejas tienen minerales como sodio, potasio y fósforo, que ayudan al organismo a mantener el equilibrio de agua, ayudan al correcto funcionamiento del cerebro y al desarrollo de los dientes y los huesos, lo que se complementa con su alto nivel de calcio.

El zinc y vitaminas como la A y la E son potentes antioxidantes, que prevén el envejecimiento celular. Un guiso de lentejas es saludable y delicioso. Si quieres restarle calorías, evita añadir embutidos como el chorizo o la morcilla, que son más grasos, y prueba a combinarlas con patata, judías verdes y zanahoria. Para un punto extra de sabor, añade un punto de curry en el último hervor.

Y si te apetece algo más fresquito, prueba a prepararlas en una ensalada, es ligera, sana y muy fácil de hacer. Ambos platos maridan prácticamente con cualquier tipo de vino tinto.

Alcachofas

Entre las verduras que mejor casan con el vino tinto, crianza o reserva, se encuentran las alcachofas. Estas contienen muchas fibras vegetales que ayudan a tu cuerpo a mantener la sensación de saciedad. Asimismo, son muy conocidas por sus propiedades diuréticas, por lo que combaten la retención de líquidos y fomentan la eliminación de toxinas, así como el buen funcionamiento del hígado.

Puedes tomarlas rehogadas con un poco de jamón serrano, en puré o simplemente cocidas y aliñadas con un poco de aceite de oliva. Recuerda no pasarlas demasiado para que no se queden excesivamente blandas.

Artículos relacionados

5 beneficios del vino tinto.

6 motivos para beber vino.

Por qué el vino tinto es bueno para el corazón.

1 opinión en “5 alimentos deliciosos y muy saludables que maridan con vino tinto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *